brillantina y la tierra del infinito
Brillantina

BRILLANTINA

y la tierra del infinito

La tierra del infinito es la tierra de todos los seres humanos y Brillantina, un ser creado por los Omnipotentes Señores del Cosmos, con el objetivo de cuidar y defender todos los pueblos que allí residen. Con el tiempo muestra su cobardía y ociosidad para reinar, llevando a la población al desamparo, el hambre y la muerte. Los Señores del Cosmos furiosos por la ineptitud de Brillantina, la maldicen cortando las sogas de la hamaca donde ella se mece, colgada de una luna cuarto creciente en el bello ¨Lago del Ensueño Dorado¨. Así es como la tierra de los sueños queda desolada llegando los miedos y la frustración a los corazones sedientos de obtener la felicidad. Luego los dioses eligen un alma de otro mundo para que ¨cicatrice la herida¨ causada por la cobardía y ociosidad. Mabel será la nueva Brillantina que deberá vencer todos los errores del pasado y del presente y lograr que el alma, espíritu y corazón, vuelvan a unirse al cuerpo humano.
Copyright© - Todos los Derechos Reservados

Video Presentación

DESCUBRE TAMBIÉN EL TEMA MUSICAL DE APERTURA DE “BRILLANTINA Y LA TIERRA DEL INFINITO” ¡¡ESCRITO EN JAMSOÍTA!!... SOLICITA LA HISTORIA DE TU TIERRA DEL INFINITO Y DESCUBRIRÁS TU FINAL…

¿Quieres ser el verdadero protagonista de mi Historia?

Te invito a participar de mi propuesta a continuación.

¿Quieres ser el verdadero protagonista de mi historia? Comprando tu ejemplar POSICIONO TU FOTO EN UN SEÑALADOR JUNTO A LOS PERSONAJES DE MI OBRA Y MI AUTÓGRAFO. Esa foto puede ser la que tú quieras, sin discriminación, sin fronteras, donde blancos y negros, pobres y ricos, si te falta algún miembro de tu cuerpo, paralítico, manco, cojo, síndrome de down o eres de la orientación sexual que seas puedes ser parte de este proyecto: El amor nos unirá a través de una foto y para todos los que se sumen a ésta, mi propuesta, si son muchos, muchísimos, todos los de este mundo entero, porque ese es mi sueño, Americanos con latinos, Europeos con Asiáticos, porque en nuestra mezcla se eterniza el color perfecto, entonces, yo mismo, sí, Aldo Martín Vespasiani, el autor de esta historia de sueños, a la misma que tú, con tu imaginación

la crearás con tus propias emociones, iré a donde tú vives, sí, al país de donde tú perteneces y los visitaré a todos, para darles mi autógrafo, para abrazar a todos mis amigos de facebook y a los que no llegaron a serlo pero sí lo consiguieron teniéndolos en frente. Porque es este mi más inmenso anhelo: Romper las barreras de la distancia por la que nos separa la delgada, invisible e infinita telaraña de la virtualidad. Súmate a mi sueño si te parece loco, porque de la sana locura necesita este mundo que se está cayendo a pedazos, y solo el amor que hace posible la unión de los corazones conseguirá reconstruir nuestra tierra desangrada. Te espero en este desafío. La largada comienza conmigo, invitándote desde ésta, mi página y tú, si te sumas serás mi llegada, para autografiar tu libro, para abrazar fuertemente a tu alma encapsulada en ese cuerpo que portas y con el

silencio decirnos que no estamos solos. Que tú y yo somos los mejores amigos de este mundo. Y nuestra amistad el comienzo de la cicatrización de todas las heridas sufridas en nuestra tierra. Y para todos aquellos que están cerca, muy cerquita de mí y me conocen y han compartido, en parte o hasta hoy, mi vida, les pido…. ayúdenme a realizar este propuesta que también les comparto para que todos aquellos que no me conocen personalmente puedan despertar su confianza en mí y unidos en un solo deseo hagamos posible un mundo, ese paraíso en nuestra hermosa tierra del que todos seguimos soñando…

Sobre Mi

Brillantina y la tierra del infinito

Mi nombre completo es Aldo Martín Vespasiani, nací hace 41 años, en la maternidad de Córdoba Capital, Argentina, el 18 de enero de 1975. Brillantina y la Tierra del Infinito nació en 1983.
A mis 8 años soñaba con un mundo donde todos pudiéramos hablarnos. A esa edad no sabía de fronteras, ni de distintos nombres de países ni provincias. Un día viajaba en colectivo con mi madre y me puse feliz al ver que entrábamos a la Calle Colombia, al Boulevard San Juan, así creía que entraba a conocer gente distinta hasta que descubrí las banderas, que a pesar de la belleza de cada una y de los escudos que me hacían sentir el orgullo por mi nación, me sentí desilusionado, porque comenzaba a percibir la distancia que nos separaba a los humanos y de los idiomas que pensaba que jamás entendería los que otros dijeran, ¿O quién podría entenderme a mí cuando le balbuceara un te quiero?. Así comenzó mi más pura niñez, empujado por el dolor a que no nos conociéramos todos algún día, y a la par nació desde lo más recóndito de mi existencia ese ser llamado Brillantina, que contando su historia cicatrizaba mi herida por nuestra distancia, y para cuando supe que todo lo que separaba al mundo del mismo mundo ya Brillantina llevaba años adherida en mi piel. Tal cual me sucedió con la pantalla de un televisor o del infinito universo cinematográfico. Luego, llegó la computadora y jamás imaginé que pudiera comunicarme con todos como lo había soñado, pero la distancia continuaba latente, impidiéndonos de un abrazo, de una mirada, de una palabra sincera

y por eso es que se me ocurrió esta forma de llegar a cada país, a cada rincón de este planeta con esta idea que les presento: Desde hoy, les propongo a Brillantina y la Tierra del Infinito, como el mejor pretexto para juntarnos, derribando a la torre de babel donde albergan nuestras lenguas, esos dialectos que nos apartan los unos de los otros, y qué mejor idea, que ella misma contándonos desde su historia ese mundo de sueños que reside en nuestro corazón y que tanto queremos realizar para ser felices, sin importar el precio a pagar por entrar a nuestra propia tierra de ideales amenazada constantemente por este planeta tierra donde la desesperanza nos quiere arrebatar la felicidad: Solo en nosotros está el cambio para nosotros mismos y en pos de todos los que nos sigan y sin depender de nadie, pero que a la vez estemos juntos, haremos posible el paraíso soñado en la tierra.

TODOS MIS DATOS:

  • NOMBRE Y APELLIDO: ALDO MARTIN VESPASIANI
  • EDAD: 41 AÑOS
  • FECHA DE NACIMIENTO: 18 ENERO 1975
  • SIGNO: CAPRICORNIO
  • PAÍS DE RESIDENCIA: ARGENTINA
  • PROVINCIA: CÓRDOBA
  • LOCALIDAD: BIALET MASSÉ.
  • DEPARTAMENTO: PUNILLA (VALLE DE PUNILLA)
  • TELÉFONOS: 54+3541- 441328 (fijo)
  • CELULAR:+5493512574767 ó +549351-15-2574767

El Nacimiento de Brillantina

Tras veinte años de esfuerzo, tengo el inmenso honor de llevar a sus manos, amigo lector, mi tesoro más preciado: Brillantina y la Tierra del Infinito. Fueron muchas las vicisitudes que surgieron en estas dos décadas de trabajo: cansancios, angustias, días “en blanco”, ausencias, alegría, pesares, en fin: todo una vida. Pero hoy mi obra está terminada y me veo en la necesidad de explicar algunos puntos acerca de ella para que usted, lector, pueda disfrutarla tanto como yo. Cuando niño sentía una fascinación muy particular por la brillantina. Cada vez que pasaba de mano de mi madre por alguna librería, necesariamente debía fijarme si había, si al menos un sobrecito quedaba de aquel “polvo mágico” que fue siempre para mí la brillantina. Mi madre a veces hacía caso a mis insistentes pedidos y, finalmente, medio para satisfacerme, medio para que no la molestara más, me compraba un paquete. Era entonces el niño más feliz sobre la faz de la Tierra. Rápidamente abría el envoltorio para internarme en la magia del color y el brillo que me transportaban a mundos lejanos que sólo yo veía, que sólo yo los sabía ciertos. Eso explica mucho de este libro. El por qué de su nombre, de la importancia que tiene para mí y, fundamentalmente, explica, amigo lector, el mundo de fantasía, magia y esplendor al cual lo invito a introducirse. En este libro hallará mucho más que una simple historia contada al pasar para que ambos —usted y yo— matemos nuestras horas muertas con un puñado de palabras. Es mucho más que eso Brillantina, yo diría que es un espejo. Un espejo donde yo me veo pero usted también se ve, donde está volcada mi vida en cada página sin olvidar la suya aunque antes de este prólogo no nos conociéramos todavía. Porque ¿Hay algo más universal que los sueños? ¿Quién no ha soñado alguna vez? ¿Quién, incluso, no se ha sentido soñando despierto? ¿No es acaso la vida una sucesión de sueños más o menos logrados, más o menos deseados, más o menos reiterados?

Yo creo firmemente que soñar nos hace hombres, nos da el carnet de membrecía de esta raza hermosamente trágica. Vivir sin sueños es simplemente no vivir, vivir sin sueños es morir a cada segundo. Pero todo sueño, más temprano que tarde, busca, casi como una ley de la vida, convertirse en verdad, materializarse, concretizarse en el mundo de lo real. Brillantina es eso: la eterna e inevitable tensión existente entre el mundo de los sueños y el de lo real, lucha ardua y constante que nos hace enfrentarnos con nuestros peores miedos, esos que a veces no controlamos y terminan por controlarnos. ¿Quién ganará? ¿Los sueños y su mundo impoluto de ilusiones etéreas o la realidad con sus grises acechando cada sueño? El dilema está planteado.
A esta altura de estas brevísimas líneas, espero que el lector tenga ya una idea, mínima aunque sea, de lo que va a encontrar en este mundo ataviado de páginas que es Brillantina. Y digo mundo porque al igual que el mundo —y de los otros mundos si es que hay alguno más que éste— tiene también sus propias leyes, sus propias normas que se materializan en su trama, en la concatenación de palabras que dibujan la historia. Verá el lector que hay una gran cantidad de personajes, designados a veces con términos diferentes a pesar de ser uno. Bueno, a no incomodarse amigo mío que pensando en usted añadí un glosario al final de la obra para no abandonarlo en plena lectura. Prefiero estar a su lado, como dos buenos amigos, acompañándolo en esta nueva aventura que está por iniciar: la aventura de leer Brillantina. Para que seamos dos y no uno también escribo estas líneas a modo de introducción y para que seamos dos y no uno he escrito esta obra de forma accesible, sencilla, sin perderme en los devaneos intelectuales que separan al autor de quien lo lee porque, recuerde, usted y yo, al cabo de estas líneas, ya somos amigos y si aún no me confía el privilegio de su amistad, le aseguró que al final de la obra lo seremos. Sin más palabras que el profundo agradecimiento por tener entre sus manos este pedazo de mi vida, lo invito a que caminemos juntos en este espejo suyo y mío que es a su vez reflejo del mundo.

Su amigo… Aldo

SOLICITAR EJEMPLAR

Conocé las distintas formas de conseguir tu ejemplar

También podés comprarlo mediante Depósito Bancario:
CBU: 0110222430022210961451 DISPONIBLE CON CUALQUIER BANCO

Teléfono:
(03548) 421903
Teléfono:
(03548) 422904
Seccional La Falda

Arturo M Bas 166 PB 4 y 5 -
Cordoba - Arg
(0351)425 58 19 // 421 28 06
Belgrano 389 La Rioja Cap.
(0380) 443 68 94